Tras el regreso a las aulas después de un curso finalizado a través de la modalidad online como consecuencia de la pandemia, se observó que los alumnos habían gestionado parte de las emociones causadas por el confinamiento a través de la escritura y la lectura. Por ello, y dado que la actividad se propuso para el regreso en el primer trimestre se decidió promover un taller de escritura de dos meses de duración cuya finalidad fue ayudar a los alumnos a gestionar sus emociones.  

Se llevó a cabo durante los meses de octubre-noviembre y diciembre, dos tardes a la semana en la biblioteca del centro.  

 Los alumnos pudieron poner a prueba sus capacidades creativas, conocer de cerca el proceso de creación literaria y dar a conocer sus escritos. Hubo producciones de todos los géneros y temáticas.  

El objetivo del taller fue fomentar la producción escrita y comprensión mediante la creación autónoma de textos literarios de diversos géneros con el fin de impulsar la creatividad en el alumnado. Así mismo, dado que se leyeron creaciones de otros compañeros se desarrolló el hábito lector, así como la valoración de las producciones propias y ajenas.  

Finalmente, el alumnado pudo concienciarse sobre la importancia de la escritura creativa en el desarrollo de las habilidades lecto-escritoras, así como en la gestión de las emociones.